Todo sobre las aves

Su cuerpo está formado por: cabeza, tronco y extremidades. Las aves son animales vertebrados. Su columna vertebral va desde el cráneo hasta la cola. Tienen un esqueleto óseo de huesos ligeros y costillas. En la cabeza tienen dos ojos con párpados, una boca sin dientes en forma de pico y sobre él dos orificios nasales. Detrás de los ojos y bajo las plumas está la membrana del tímpano, por lo cual pueden escuchar.

El cuello separa la cabeza del tronco. De él salen dos alas y dos patas, el tronco se acaba en una cola corta. Tienen el cuerpo recubierto de plumas y la temperatura de su cuerpo es constante. Las plumas que los cubren sirven para no tener frío y para volar.

Volar o no volar

No todas las aves tienen plumas, algunas vuelan y otras no. Las que vuelan son las que pesan menos y las que tienen el cuerpo más ligero; las que no vuelan son las que pesan más. Un ejemplo de las que no vuelan son la avestruz o, también, la gallina y el pingüino. Pero una de las que vuelan es el típico gorrión.

Hay pájaros que son herbívoros. Como el palomo, que come semillas, otros son carnívoros como la golondrina que se alimenta de animales pequeños, otros comen peces y anfibios y las águilas que cazan animales pequeños como ratones o conejos de bosque. Los pájaros cogen el alimento con el pico. Después de engullir los alimentos, van a parar al intestino, las sustancias nutritivas son absorbidas y los restos son expulsados por la cloaca.

También hay pájaros que son carroñeros, es decir, se alimentan de animales que ya son muertos. No cabe duda de que la diversidad en el mundo de las aves es muy amplia, y por eso la ornitología tiene tanto éxito.

Deja un comentario