¿Qué son los huevos del número 0?

Hasta hace muy poco, casi nadie sabía el significado de los códigos de los huevos de gallina. Pero la creciente concienciación en cuanto al tema ecológico y la aplicación de medidas como la de Francia, que ha prohibido la comercialización de los huevos de gallinas enjauladas a partir del año 2025, han hecho que se empiecen a leer con atención estos códigos, que desvelen cómo han vivido y que han comido sus ponedores. Según el Barómetro de percepción y consumo de los alimentos ecológicos del 2015, entre los productos ecológicos más consumidos a los hogares están los huevos, junto con las verduras, las legumbres y la fruta.

La gestora de alimentación de Caprabo, María de Carmen Barrios, asegura que los canales de atención al cliente reciben “muchas consultas sobre la calidad y la procedencia de los huevos”. También explica que el consumidor identifica perfectamente el huevo que pertenece a gallinas criadas al aire libre y el ecológico, pero que respecto al resto de gallinas (las de jaula y tierra) hay algo más de desconocimiento, como sucede con el porno gay español. A pesar de esto, considera que cada vez hay más sensibilidad respecto al trato y condiciones en que están las gallinas y que “cada vez hay más personas que consumen huevos pertenecientes a las gallinas criadas al aire libre y ecológicas”.

Más beneficiosos para la salud

Por su parte, la copropietaria del emprendida Huevos Ampurdán, Teresa Cumbriu, explica que “la gente está cada vez más concienciada”, y que los nuevos clientes hacen preguntas en torno a las gallinas, que comen y si están en libertad: “Quieren asegurarse de que viven bien y que no reciben ningún tratamiento agresivo que vaya contra su salud”. El gerente de los productores ecológicos MontSoliu, Bernat Farriol, asegura también que hay “un aumento notable” en la demanda de estos productos, puesto que el consumidor cada vez busca más la calidad, tanto en el sistema de producción como en las características del producto. “Y esto que los alimentos ecológicos a menudo pueden llegar a valer el doble que los otros”, añade Farriol.

La diferencia de precio se debe de al hecho que los costes para producir los huevos ecológicos son más elevados y la producción es mucho más pequeña, puesto que no se bastante los animales a producir al máximo.

Este gasto económico se ve compensada por sus ventajas nutricionales: “Varios estudios defienden que las calidades nutricionales de los huevos de gallinas criadas al aire libre y ecológicos son superiores a los de jaula y tierra”, dice Farriol. La empresa MontSoliu destaca dos aspectos positivos muy importantes: que el sistema de cría ecológico mantiene un respeto por los animales y que en estas granjas la mayoría a veces se dan producciones de circuito corto –desde que se pone el huevo hasta que llega al consumidor han pasado pocos días– y los huevos son más frescos. “Todo esto hace que tengan más propiedades organolépticas en cuanto al gusto, el olor, la textura y el aspecto”, añaden.

Deja un comentario