¿Qué es la biodiversidad?

La vida es lo que caracteriza a nuestro planeta. De hecho, hay una enorme variedad de formas de vida, desde las gigantes ballenas, negras follando y los elefantes a las pequeñas y trabajadoras hormigas, o incluso las bacterias y organismos unicelulares. Efectivamente, todos los animales forman parte de lo que entendemos por biodiversidad.

La definición más aceptada de biodiversidad se adoptó al Convenio sobre Diversidad Biológica el 1992. La biodiversidad es la variabilidad de organismos vivos de cualquier fuente, incluidos, entre otros, los ecosistemas terrestres, marinos, otros ecosistemas acuáticos, y los complejos ecológicos de los cuales forman parte, como en el porno español gratis; comprendiendo la diversidad dentro de cada especie, entre las especies, y de los ecosistemas.

Diferentes tipos de vida

La biodiversidad engloba la enorme variedad de formas que dan pie a la vida. Incluye todas y cada una de las especies que cohabitan con nosotros, sean animales, plantas, bacterias o virus. Los espacios o ecosistemas de los que forman parte y los genes que hacen cada especie, y dentro de ellas cada individuo, diferente del resto.

La biodiversidad genética o intraespecífica es la diversidad de genomas que se da entre los individuos de la misma especie. La variabilidad de los individuos de una misma especie es el resultado, entre otros factores, del proceso de reproducción sexual. Es muy improbable que dos hermanos sean idénticos a pesar de tener el mismo padre y la misma madre; estas diferencias entre individuos (biodiversidad individual) acaban marcando la diferencia a la hora de sobrevivir. De este modo, aparecen diferencias entre poblaciones de la misma especie (biodiversidad poblacional) que se ven favorecidas por la selección entre ambientes.

¿Cuál es el futuro de la ecología?

La biodiversidad de ecosistemas o diversidad ecológica tiene en cuenta la variabilidad estructural y funcional de los diferentes ecosistemas que hay a la biosfera, y también la diversidad de procesos que pasan. Ejemplos de ecosistemas son los desiertos, los escollos de coral, los bosques tropicales, las selvas boreales, los pastos, los parques urbanos o las tierras cultivadas. Cuanto mayor sea la biodiversidad de ecosistemas, más probable es que la vida perdure en el planeta.

La biodiversidad no es uniforme, sino que varía mucho según la región. En general la biodiversidad es muy grande en las zonas tropicales, donde podemos encontrar muchas especies diferentes formadas por poblaciones de pocos individuos; y disminuye hacia los polos, donde hay menos especies constituidas por poblaciones muy numerosas. Los bosques tropicales cubren menos del 7% de la tierra, pero tienen más de la mitad de las especies del mundo.

La ONG Conservation International ha identificado los 34 puntos del mundo que en una superficie relativamente pequeña concentran una diversidad especialmente elevada de seres vivos (el 45% de las plantas vasculares y el 35% de los vertebrados terrestres). Estos lugares se reparten alrededor de los trópicos y cada vez reciben más atención debido a las posibilidades de protección que supone su potencial como reservas o bancos de biodiversidad.

Deja un comentario