La materia verde y el compromiso internacional, ¿tiene algún sentido?

El 15 de diciembre de 1972 tuvo lugar en Estocolmo la Conferencia Mundial sobre el Medio Humano, y se estableció el Día Mundial del Medio Ambiente, que a partir de entonces se celebra cada 5 de junio. Así lo ha establecido la Asamblea General de Naciones Unidas. ¿Se ha logrado entender la magnitud del problema en estos cuarenta años?

El deterioro ecológico debe frenarse cuanto antes

Seguramente la humanidad no calibró correctamente el alto precio que debía pagar en aras del progreso y la obtención de confort. La devastación de la selva amazónica, los desastres provocados por el petróleo derramado en los mares y la continua emisión de gases contaminantes a la atmósfera han desgastado en extremo la naturaleza y los recursos que de ella provienen. Han desaparecido especies animales y otras están en peligro de extinción o sufriendo daños permanentes, lo que hace que el desequilibrio ecológico sea inevitable. El mercado se ha inundado de productos que, si bien facilitan el diario vivir, producen toneladas de desechos que prácticamente no se degradan, como los plásticos o las latas.

Es imperativa la acción de los gobiernos hacia una educación para lograr la toma de conciencia de cada ser humano, para que el correcto reciclaje de la basura se implante en la sociedad, y así transformar estos desechos en nuevas mercaderías o en energía. Los países que son grandes productores de petróleo aún no muestran interés en el camino al cambio en la utilización de recursos energéticos, dado que su altísimo nivel económico se mantiene con la producción del crudo. Sin embargo, al ser los mayores productores de emisiones tóxicas, también deberán tomar conciencia del daño producido al planeta en que viven.

Es fundamental el compromiso de todas las naciones

El lema del Día del Medio Ambiente de 2012 es Economía verde: ¿Te incluye a ti?. La materia verde debe ser la base sobre la que deberá sustentarse el desarrollo económico en los años venideros. Sin duda, las potencias económicas mundiales apuntan a la cooperación en el desarrollo de energías renovables, la máxima eficiencia en el uso de los recursos naturales, la reducción de las emisiones de carbono y el fomento de la creación de empleos verdes relacionados con estas materias. Este concepto de economía, confían las naciones involucradas, es la opción que compatibiliza la superación de la crisis, el crecimiento de las economías sumergidas y la conservación de la naturaleza.

Deja un comentario