¿Es legal grabar vídeos X en una playa?

Una de las consultas que las personas se hacen en cuanto a la grabación de vídeos X en distintos espacios públicos, tiene que ver con cuáles son las condiciones desde las cuales se puede considerar que este tipo de elementos audiovisuales son legales o no, como los que se ven en xvideos.com. A raíz de lo anterior, una de las preguntas típicas que son planteadas por los interesados, consiste en la legalidad de la grabación de vídeos X en sitios como una playa, ya que por las características del lugar, es una de las opciones predilectas para este tipo de contenido audiovisual.

Aunque en principio se trata de un asunto que debe partir desde sentido común, es fundamental aclarará las personas que en la medida en que una persona no esté de acuerdo con la grabación de algún tipo de material audiovisual, automáticamente pasará a ser ilegal, en términos del derecho a preservar la imagen y la intimidad.

Grabar pornografía en plena naturaleza

En ese orden de ideas, es absolutamente necesario que se disponga de la conformación y por ende de la aceptación de esa persona para la grabación y posterior publicación del contenido, siendo esto una obligación que aplica tanto para los vídeos X como para aquellos que pertenecen a otra clase de categorías por su contenido. Ahora bien, más allá de lo que se ha mencionado, es muy importante recordar que de acuerdo con la legislación, el espacio público no se encuentra a disposición de las personas para sostener relaciones sexuales, ya que se estaría infringiendo la ley. Si se lo mira desde esta perspectiva, queda totalmente claro que no es posible la grabación de vídeos en una playa que sean de este tipo de contenido.

La propuesta o solución que se puede considerar, tiene que ver con solicitar previamente un permiso para realizar las grabaciones en ese espacio, ya que de lo contrario no habría ningún tipo de posibilidad legal para continuar con un proyecto de estas características. En conclusión, es necesario que se consulte con las autoridades competentes para que a partir de sus disposiciones se pueda contar con los permisos para la grabación.

En cuanto se refiere a las playas nudistas, con mayor razón se recuerda el primer elemento mencionado en este artículo en cuanto al derecho a preservar la imagen y la intimidad de una persona, razón por la que se hace aún más punible una acción de esta clase. Inclusive, para la ley es posible que aunque no sea publicado sea punible.

En conclusión, lo más pertinente en este tipo de situaciones es consultar previamente con las entidades competentes y solicitar los permisos para evitar inconvenientes a nivel legal.

Deja un comentario