El cambio climático no es ningún invento

Poco antes de que se publicara un monográfico alertando de todos los problemas que está viviendo nuestro entorno, el Grupo Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) daba a conocer su Quinto Informe de Evaluación, según el cual «el calentamiento del planeta es inequívoco» y «la influencia humana en el sistema climático está clara». Llega, por lo tanto, el momento de tomar medidas para mitigar este proceso y adaptar nuestras vidas a una nueva situación.

Vivir con el cambio climático recoge los análisis realizados por reconocidos expertos que abordan, desde distintas perspectivas, un asunto ciertamente poliédrico y complejo. Además de especialistas, todos ellos son personas implicadas en la defensa del medio ambiente, a quien agradecemos su generosa contribución.

Remover conciencias para salvar el mundo

Nuestra mirada pluridisciplinària se basa en el convencimiento que la ciencia del clima necesita buscar apoyo en otras disciplinas, como la sociología, la educación, la economía y la comunicación. Sólo así será posible trasladar eficazmente sus conclusiones al conjunto de la sociedad.

Hasta ahora, la comunidad científica no ha tenido mucho éxito en su intento que los ciudadanos se hagan cargo de la gravedad de la situación. Cómo ponen de manifiesto las reflexiones aquí recogidas, este fracaso guarda relación con la complejidad del problema, pero también con la ineficacia de las acciones educativas y de comunicación que se han llevado a cabo hasta el momento. Sólo así puede entenderse que el sistema educativo todavía no haya conseguido formar adecuadamente los jóvenes en relación al cambio climático, que continúo siendo un tema marginal a los medios de comunicación, o que las voces negacionistas continúan teniendo una notable influencia en la sociedad.

Llevamos mucho tiempo dando la espalda al bienestar del medio ambiente. Hemos cometido muchos errores que serán difíciles de subsanar, pero aún estamos a tiempo de evitar que sea totalmente irreversible. Con prácticas más saludables y medidas que protejan el mundo que nos rodea podremos dejar a nuestros hijos un lugar mejor.

Deja un comentario